Mi bebe no duerme

Cuidados del sueño del bebe menor de 2 meses

En los primeros días de vida, nuestro bebe tiene que adaptarse a numerosos cambios fuera del útero, tales como temperatura, ruidos, estímulos…, tanto es así que tiene que “estrenar sus organitos”, y entre todo esto se encuentra acostumbrarse y aprender un nuevo sistema de vigilia-sueño, en en muchas ocasiones no se acomoda de forma correcta al de los padres y le cuesta dormir.

Nuestro bebe, necesita un proceso de aprendizaje natural que acople los ritmos dentro del vientre a nuestro ritmo. es muy común que un bebe despierte de forma repetitiva durante la noche, dado que el no sabe que es el día y que es noche, y la importancia de esto para el descanso para los padres. 

 

Consejos para el sueño

Es muy importante que el bebé permanezca despierto mientras come, ya que así empezará a asociar la comida con la vigilia. Es bastante difícil mantener al bebé despierto, porque tiende a quedarse dormido. Los padres tienen que hablarle, hacerle pequeñas caricias y estimularle suavemente para que mantenga una cierta vigilia. Es recomendable que los padres alimenten al niño, siempre que puedan, en el mismo lugar, con luz, música ambiental suave y temperatura agradable.

Es muy normal que algún intervalo entre las tomas sea más corto o más largo.

No importa. Se deben seguir siempre las mismas rutinas. Después de cada comida es importante tener al bebé despierto en brazos durante unos 15 minutos. Esto facilitará la eliminación de gases y, posiblemente, evitará algunos cólicos. Después de cambiarlo, se dejará al bebé en la cuna, procurando que esté siempre despierto, para que aprenda adormirse sólito. Estas rutinas se repetirán todas las veces que el niño pida comida durante el día y en la toma que corresponda a la noche, excepto el tiempo que se tenga al niño en brazos despierto después de la toma. Ésta será más corta, sólo de 5 minutos, porque es la toma que poco a poco el niño irá suprimiendo, y podrá dormir más horas seguidas.

Es conveniente que los episodios de alimentación durante la noche sean breves y aburridos. Cuando se despierte durante la noche para comer, no enciendan la luz, no le hablen ni le arrullen. Aliméntalo ponto y en silencio. Si necesitan cambiarle el pañal, háganlo con el menor estímulo posible. Es muy recomendable que la madre siga los mismos horarios de sueño que el niño. Así se evitará, en parte, la depresión postparto.

Se ha demostrado que un factor causante de esta depresión es la falta de sueño que sufre la madre cuando alimenta a su hijo.

En relación con el sueño, es importante saber lo siguiente: El llanto no es igual a hambre. Durante los primeros meses, el llanto es el único medio que tiene el bebé de comunicarse. Es importante conocer los tipos de llanto para poder atender correctamente al bebé. Cuando el niño tiene hambre, el llanto es enérgico y, poco a poco, se hace más fuerte y rítmico. En ocasiones, el bebé puede golpearse la mejilla, se muerde el puño o se chupa los dedos.

 Golpearse la mejilla, se muerde el puño o se chupa los dedos, es un signo de hambre

Cuando siente dolor, el primer gemido es agudo y prolongado, seguido de una larga pausa de apnea y jadeos cortos, para luego volver a gritar. Si tiene gases, estira y encoge las piernas y los brazos. Cuando el niño se siente solo, empieza con un quejido, seguido de una protesta que cesa en cuanto se le coge en brazos. Cuando el bebé está nervioso, llora con fuerza y no responde a los intentos que hacen sus padres para calmarle. Suele deberse a un exceso de estímulos y habitualmente este tipo de llanto aparece por la tarde.